¿Leer Teología me califica para enseñar en la Iglesia?

Las redes sociales son un arma de dos filos. Pueden ser usadas tanto para bien como para mal. Durante los últimos años, Dios ha usado las redes sociales como un gran medio para difundir conocimiento teológico. Conocimiento que antes sólo podía adquirirse en una Biblioteca, ahora está al alcance de la mayoría. Esto ha sido de gran bendición para el cuerpo de Cristo, la Iglesia. Sin embargo, esto a su vez ha dado pie a un fenómeno, que si bien no es nuevo, ahora está exponencialmente fuera de control. Me refiero a aquellos que leen un poco de Teología (hoy detrás de su computadora), pero no tienen (ni les interesa) la más mínima experiencia ministerial. No muestran amor ni interés genuino por el cuerpo de Cristo. Son desesperados, quieren enseñar, pero no están dispuestos a aprender; sueñan con puestos de liderazgo dentro de la Iglesia, a pesar de que su conducta no da evidencia del llamado de anciano o diácono (tema para otro día). Confunden un celo por la Verdad de Dios con los frutos de la carne (“odio, discordia, celos, arrebatos de ira, rivalidades, disensiones, sectarismos” Gal. 5:20). En resumen, estos hermanos quieren usar la Teología, pero no dejan que el verdadero conocimiento de Dios los use a ellos.

He aquí un ejemplo de este tipo de conducta:

Es 2012: Descubres las 5 Solas de la Reforma. Te la pasas discutiendo con todos sobre esto.

Es 2013: Descubres las doctrinas de la Gracia (5 Puntos calvinistas). Ahora discutes sobre este asunto con gente de fuera y dentro de tu iglesia.

Es 2014: Te convences sobre el Premilenialismo. Peleas con todos.

Es 2015: Ahora estás convencido sobre el Postmilenialismo, y sin paciencia hablas con aquellos que no asienten contigo.

Es 2016: Ahora eres Amilenial, y peleas con post y pre-milenials, porque ellos están mal.

Es 2017: Descubres el Principio Regulativo de Adoración. Tu actitud es la misma que con las 5 Solas: falta de paciencia, ira, discordia, etc. No importa el pastor que Dios en su providencia haya puesto sobre ti, él debe cambiar ahora mismo y dejar su rebeldía! (Es tu manera de pensar)

Es 2018: Aprendes más sobre los reformadores, y ahora este conocimiento lo usas para corregir a todos, sin paciencia.

Es 2019: La Iglesia local te pide que reconsideres tu conducta, pues quieres enseñar, pero tus frutos no son los del Espíritu. Te enojas, y te vas con gente que solo te apoya y nunca te exhorta ni llama la atención. A pesar de que bastantes hermanos y hermanas te han dicho que eres conflictivo, consideras que no hay ni siquiera una gota de verdad en esto, y desechas todo tipo de corrección. Ellos están mal, tú bien.

Es 2020: Lo que necesitas no es leer más libros acerca de Historia o Teología, sino un cambio de corazón. Arrepiéntete, y pídele al Señor que aquello que has aprendido en teoría, pueda ser una realidad en tu vida. Todavía hay buenas noticias para ti, y para todo aquel que cree en Cristo Jesús como Señor y Salvador.

“No se engañen: de Dios nadie se burla. Cada uno cosecha lo que siembra.” Gálatas 6:7


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s