Unidad en la Iglesia

Unidad en el Cuerpo de Cristo

Por eso yo, que estoy preso por la causa del Señor, les ruego que vivan de una manera digna del llamamiento que han recibido, siempre humildes y amables, pacientes, tolerantes unos con otros en amor. Esfuércense por mantener la unidad del Espíritu mediante el vínculo de la paz. Hay un solo cuerpo y un solo Espíritu, así como también fueron llamados a una sola esperanza; un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo; un solo Dios y Padre de todos, que está sobre todos y por medio de todos y en todos. Efesios 4:1-6

Este es uno de los pasajes más famosos, y a la vez más mal entendidos y mal aplicados. Algunos usan este pasaje para llamar a una falsa unidad basada en relativismo y mentiras, mientras otros lo utilizan para rechazar a aquellos con los que no están completamente de acuerdo, perdiendo completamente de vista el cómo se ha de mantener dicha unidad. 

Es bien sabido que, en la carta a los Efesios, los capítulos del 1-3 son utilizados mayormente para dar Indicativos (realidades), mientras que del 4-6, Pablo nos da Imperativos (órdenes). Este tipo de argumento lógico es frecuentemente usado por Pablo en muchas de sus otras epístolas. 

Ejemplo:

ustedes antes eran oscuridad, pero ahora son luz en el Señor. (Indicativo-realidad)

Vivan como hijos de luz. (Imperativo-basado en la realidad mencionada) Efesios 5:8 

A continuación, trataremos de exponer brevemente el pasaje. 

  1. En el capítulo 4, Pablo comienza diciendo: `Por eso` (`por eso´ hace referencia a las realidades mencionadas en los capítulos 1-3). 
  2. Es importante notar que no sólo se nos dice `qué debemos` hacer, sino también se nos dice el `como` debemos hacerlo (siempre humildes y amables, pacientes, etc…). Para cumplir el mandato, debemos hacerlo de la manera prescrita.
  3. Esfuércense por ´mantener´ la unidad del Espíritu. La palabra mantener nos indica que nosotros no creamos la unidad, pues esta ya viene con el Espíritu. Nuestro llamado es a mantener o preservar.
  4. `Esfuércense` denota actitudes activas, no pasivas. Pablo está consciente de la realidad del pecado, el cual se lucha de manera intencional.
  5. A continuación, Pablo menciona 7 verdades del Evangelio, las cuales unen a todo creyente.
  6. Dentro de estas verdades, podemos encontrar la referencia a la Trinidad, un solo Espíritu…un solo Señor…un solo Dios y Padre. Estamos llamados a la unidad, reflejando a nuestro Dios.  
  7. Todas estas verdades son doctrinales. La unidad está basada en la verdad, no en la mentira. Estas verdades unen a todos aquellos que creemos en un solo Dios a través de Jesucristo. 

Conclusión: Basados en las realidades que Dios ha hecho por nosotros, busquemos preservar la unidad en amor dentro de la Iglesia. ¿Cómo hacemos esto? Con toda humildad, esforzándonos y soportándonos mutuamente. Es muy fácil atacarnos rápidamente, crear pleitos y contiendas, y hasta olvidar que somos hermanos en la Fe. Cuando existan diferencias, recordemos las verdades que nos unen en un mismo cuerpo, un mismo Espíritu, un mismo Señor, y un mismo Padre. Una vida cristiana fundada en estas verdades, se caracterizará por un trato que evidencie los frutos del Espíritu.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s